Nuestro mayor capital es el factor humano que integra el equipo de educadores.